La Secretaría de Economía es responsable de la aplicación de la Ley Federal de Correduría Pública y su Reglamento; por conducto de la Dirección General de Normatividad Mercantil habilita a los Corredores Públicos, previo cumplimiento de los requisitos establecidos en la propia Ley y su Reglamento, supervisando sus funciones.

El Corredor Público es un auxiliar del comercio, brinda a las pequeñas, medianas y grandes empresas servicios jurídicos para agilizar y dar certeza en sus negocios comerciales.

Es un profesional del Derecho que funge como agente mediador, perito valuador, asesor jurídico, árbitro y fedatario público; en la actualidad se encuentran habilitados Corredores Públicos en todas las plazas de la República Mexicana, coadyuvando en el desarrollo de las actividades comerciales de la entidad federativa donde se ubican.